DEFINICIÓN

Ingreso del contenido gástrico o de otra sustancia extraña dentro del  tracto respiratorio, lo que puede producir obstrucción de la vía aérea y/o inflamación química del pulmón.

ETIOLOGIA

Muchas sustancias químicas de uso casero e industrial pueden producir una forma aguda o crónica de inflamación en el pulmón. La neumonitis química aguda causa inflamación del tejido pulmonar, movimiento de líquido hacia los espacios de aire del pulmón y disminuye la capacidad de absorber el oxígeno y liberar dióxido de carbono. En casos severos, puede ocurrir la muerte a causa de falta de oxígeno en los tejidos (hipoxia).

La neumonitis química crónica puede seguir a niveles bajos de exposición al irritante pulmonar por períodos de tiempo prolongados. Esto causa inflamación y puede provocar fibrosis (cicatrización) con disminución del intercambio de oxígeno y rigidez del pulmón. Si no se controla, esta condición puede conducir finalmente a una insuficiencia respiratoria y la muerte.

CAUSAS TOXICASCualquier agente que cause pérdida de los reflejos de protección de la vía aérea, particularmente los que provocan depresión del SNC o convulsiones. La aspiración pulmonar de ciertos hidrocarburos puede ocurrir sin una significante depresión del nivel de consciencia y puede resultar en neumonitis por hidrocarburos. CAUSAS NO-TOXICASAnestesia (general o local faringea)Enfermedades cerebro-vascularesReflujo gastro-esofágicoAlimentación por sonda nasogástricaEnfermedades neuromuscularesConvulsiones o estados post-ictales

Síntomas

Aguda:

  • Sensación inusual en el pecho (posiblemente ardor)
  • Dificultad respiratoria
  • Necesidad de aire
  • Tos
  • Posible respiración con sonido de tipo borboteo o líquido (sonidos respiratorios anormales)

Crónica:

CUADRO CLÍNICOLos signos y síntomas clínicos  típicos de una neumonitis química, es el de desarrollo rápido, generalmente en dos horas, luego de la aspiración. Estos signos y síntomas incluyen disnea, tos, fiebre, dificultad respiratoria y cianosis. Estos signos y síntomas pueden estar parcial o completamente opacados por las características  de la intoxicación precipitante  (especialmente depresión del SNC). El diagnóstico puede ser confirmado por la presencia de un infiltrado en la radiografía de tórax y/o relativa hipoxemia, o por broncoscopía. En casos severos puede progresar a hipoxemia severa (Pa O2 menor de 50 mmHg), apnea y shock. DIAGNOSTICO DIFERENCIAL Edema Pulmonar no cardiogénicoNeumonía de origen infecciosoEmbolia pulmonarSíndrome de distress respiratorio (Ej. SDRA)

Los siguientes exámenes ayudan a determinar la gravedad de los pulmones:

Hallazgos Radiográficos:

Radiografía de tórax: típicamente muestra un infiltrado bilateral difuso (aspiración masiva) o densidades en segmentos dependientes del pulmón (segmentos posteriores de los lóbulos superiores, segmentos superiores de los lóbulos inferiores y segmentos basilares de los lóbulos inferiores). Sin embargo, cualquier distribución del infiltrado radiográfico sumado al cuadro clínico debe sugerir el diagnóstico. Gasometría arterial: hipoxemia y acidosis respiratoria. Gradiente alvéolo-arterial de oxígeno que se correlaciona con una neumonitis severa. La broncoscopía es de ayuda en aquellos pacientes en los que se sospecha haber aspirado partículas grandes que pueden haber sido recobradas de la vía aérea (sugerido por atelectasia persistente).

NEUMONITIS QUIMICA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *